¿Cuán posible es sanar para ti?

Cuando cada día al despertar te levantas y apoyas tus pies sobre el suelo, tienes la absoluta certeza de que la tierra está ahí para recibirte, aunque no seas consciente de ello. Cuando inicias tu proceso de sanación, tienes la absoluta certeza de que sanar es posible, aunque no seas consciente de ello.

Una amiga muy querida hace un tiempo afrontó una situación especialmente difícil, le diagnosticaron un tumor cerebral, el tumor fue resecado y se recuperó totalmente. Meses después de la cirugía conversando de todo lo ocurrido, entre un montón de cosas que contó, dijo: “… y cuando estaba viajando para ir al sanatorio el día antes de la cirugía me inscribí en un curso que hago todos los años…”  ¿Por qué se inscribiría en un curso si no estuviera absolutamente convencida de que todo iba a resultar muy bien y que sanar es posible? Ese es el tipo de convicciones inconscientes que sustentan tu accionar.

Este concepto puedes utilizarlo a tu favor de muchas maneras. Si tomas consciencia de cuan posible es sanar para ti y le dedicas atención, ya no tendrás espacio, tiempo, ni energía para pensamientos como: ¿qué pasaría si no …? ¿Qué dirán entonces…? ¿Qué puede salir mal si …? ¿sería mejor esto o aquello? ¿Qué cosas se complicarían…? Cuantas ideas recurrentes de situaciones que muchas veces no llegan a ocurrir y te agotan y bloquean …

Cuando vuelves a conectar con la certeza de que es posible sanar, todo tiene una perspectiva diferente y vas encontrando significados que trascienden el mal estar actual. Son creencias en las cuales muy rara vez pones atención, y al mismo tiempo son la mayor fuente de seguridad, son estructuras que sostienen todas nuestras acciones.

Otra manera de utilizar este concepto a tu favor es hacer un diagnóstico más certero acerca de: ¿Por qué no resulta eso que tanto deseo? Tal vez no logras aún imaginar que sanar es posible. ¿Cómo podrías creerlo entonces?

Te ofrezco comenzar el cambio desde los cimientos. Creando juntos la posibilidad de tu bienestar o potenciando eso que ya tienes dentro para dar seguridad a cada uno de tus pasos en el nuevo camino.

Si pones foco en los pensamientos nutritivos que nacen de tu corazón y que saben que es posible sanar, invariablemente vas a ir soltando los pensamientos recurrentes alimentados por el miedo y las dudas, para estar encontrando fuerza y optimismo, asumiendo responsablemente el desafío.

Si una mañana al despertar te preguntas ¿estará ahí la tierra para recibirme? en un instante al conectar con tu sabiduría interior encuentras la seguridad para apoyar tus pies en el suelo sin dudas ni miedos, porque tienes la certeza que la tierra está ahí para recibirte. Si en algún momento dudas de seguir adelante, sientes que hay demasiadas dificultades en un instante al conectar con tu sabiduría interior encontrarás la seguridad para avanzar en tu proceso sin dudas ni miedos, porque tienes la certeza de que sanar es posible.

Cuenta conmigo, cariños.

Paola.

Aviso importante: La DB es un acompañamiento emocional que el consultante elige libremente. No sustituye ningún tratamiento médico (invasivo o no invasivo), como así tampoco reemplaza ningún tratamiento psicológico o psiquiátrico. No realiza diagnósticos, no da consejos médicos ni recomienda la sustitución ni la finalización de ningún tipo de tratamiento.

¿Te gustó este artículo?

Pin It on Pinterest

Share This
Ir arriba